Odisea
Un viaje interior
Inicio > Historias > Incorrecto corrector

Incorrecto corrector

El corrector ortográfico del Microsoft Word © y su módulo de sinónimos me tiene un poco harto. Es bien conocido el sexismo del que hace gala sin ningún rubor. Por ejemplo al buscar los sinónimos de la palabra “ligero” nos muestra los siguientes: rápido, ágil, pronto, vivaz, veloz, acelerado, activo, apresurado, presto, raudo, célere, listo, vertiginoso y presuroso. Pero al cambiar el género y utilizar “ligera” aparecen éstos: casquivana, frívola, vanidosa, presumida, coqueta, veleidosa, voluble, fatua, ufana, disipada, seductora, engañosa, engatusadora, cameladora, hechicera.

En una versión anterior a la que utilizo habitualmente las cosas llegaban más lejos. La palabra “ansioso” producía la siguiente lista: codicioso, anhelante, afanoso y ambicioso; mientras que “ansiosa” se transformaba en ninfómana, lujuriosa, ninfomaníaca y ávida sexual. Increíble. ¿En qué estaría pensando el ser humano que introdujo los vocablos? Podría asegurar que fue un hombre y con un cierto trauma: además del trato distinto de los géneros, utilizar “ninfómana” como sinónimo de “ansiosa” es, cuanto menos, un poco rebuscado. Afortunadamente han reparado en ello y ahora la búsqueda de “ansiosa” indica “ansioso” como palabra relacionada.

A este corrector se le ve el plumero. Según él, “vendedor” es comerciante, tendero, traficante, negociante, mercader, tratante, expendedor, detallista, corredor, viajante, representante y proveedor. Sin embargo “vendedora” queda reducida a: florista, floricultora, jardinera, ramilletera y canéfora. Bella palabra ésta última, por cierto.

Soporta bien otras profesiones: abogada, médica y arquitecta, por ejemplo, pasan la prueba. Pero han tenido un desliz y no reconoce “jueza”.

También me aburre cuando quiero utilizar un lenguaje menos elegante: aunque nos muestra “prostituta” como sinónimo de “puta”, cuando escribimos ésta última palabra el corrector la marca como inexistente. De hecho palabras tan utilizadas como mierda, gilipollas o culo -todas ella figuran en el Diccionario de la Real Academia- tampoco son reconocidas. Es una excepción “cabrón”, supongo que porque se necesita para poder nombrar al macho de la cabra. Entonces no puedo explicarme porqué figura “maricón” y no “marica”. ¿Cómo es posible que no reconozca éstas palabras pero pueda identificar canéfora ?

Falsamente recatado, sexista, incongruente… Decididamente este corrector es un desastre.

2002-08-21 a las 15:28 | Odiseo | 2 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://odisea.blogalia.com//trackbacks/2293

Comentarios

1
De: José Luis Fecha: 2002-08-21 17:14

Pues el corrector incorporado al Word además de sexista, es malo. Prueba a escribir "jilipollas" así, con una jota zaragozana ;-) y ¡oh sorpresa! verás como te lo reconoce y te lo da por bueno. Sólo si lo escribes correctamente como "gilipollas" es cuando lo señala como erróneo.
Lo del corrector ortográfico con faltas de ortografía es un nuevo logro de Guillermo Puertas ;-)



2
De: polinesio Fecha: 2002-08-23 19:02

Totalmente de acuerdo con tus objeciones al MWord. Además, cuando se hacen citas en italiano, francés o portugués hay muchas palabras parecidas que te las cambia automáticamente, te quita las tildes, etc. No es que aparezca un aviso con subrayado rojo sino que directamente las cambia sin pedir permiso. De esto te das cuenta cuando ya has imprimido el texto, claro. ¿Tenéis alguna solución para este problema? Por cierto, es algo que debe padecer especialmente nuestro vecino HerrDoktor Putten, que además de tener que enfrentarse a la ortodoxia científica verá como el corrector del MWord desbarata su ortografía y le impone por la fuerza una estrecha concepción de la lengua española.
Y ya que el tema va de correcciones, me permito hacer una.

dices:
[...]Entonces no puedo explicarme porqué figura “maricón” y no “marica” [...]

donde dices "porqué" debes decir "por qué", ya que en este caso no es una sola palabra (un sustantivo como en "el porqué de las cosas") sino que se trata de dos palabras, la preposición "por" y el pronombre "que". Explicación aquí.
Saludos







		

El canto de las sirenas

La Biblioteca de Babel
I Elada Oudepote Pethanei
Cuaderno de bitácora
4Colors
El peatón del aire
Una cuestión personal
El paleo-freak
Tio Petros
El triunfo de Clío
La hormiga remolona
El centro del laberinto
Evasivas
Mormuria

Canta, oh Musa...

El violín que surgió del frío
Amiguitas muy monas
El viaje del Beagle

Derrotero

La Ilíada
La Odisea
Filomúsica
El poder de las palabras

El consejo de Mentor

Chicago

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos


Blogalia

Blogalia


imagen
© 2002 Odiseo