Odisea
Un viaje interior
Inicio > Historias > El reloj y otras adicciones

El reloj y otras adicciones


Esta mañana, al salir de casa, me he dejado el reloj. La cosa no tendría mayor importancia si no fuera por el improperio que he soltado cuando me he dado cuenta, el gesto irrefrenable de detener el coche y deshacer el camino para recogerlo. Inmediatamente me he dado cuenta de la patología implícita en mi reacción. Llevo un móvil donde figura la hora. Mi coche tiene un reloj digital. El ordenador con el cual trabajo también. ¿Para que necesito uno en la muñeca?.

Pero ocurre que estoy sumergido en el sistema. Ocurre que el reloj es un símbolo de nuestra esclavitud con respecto al tiempo, el plan, la premeditación. Es el grillete que nos ata a un estilo de vida. Creo que Julio Cortázar lo expresó muy bien en Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj:

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.


Ayer mismo comentaba esto con mis amigos. Hablábamos de las necesidades innecesarias, de cómo nos generan el deseo y nos manipulan las intenciones, de cómo, en definitiva, nos venden humo. El móvil por ejemplo. ¿Es necesario? Vale, vale. Es práctico. Va bien. Es cómodo. Pero ¿necesario? ¿Hay alguien tan necesario que requiera estar permanentemente en situación de ser abordado? Ya se que se puede conectar y desconectar a placer. Pero se adueña de ti y ya no lo desconectas. Y ¿es cierto que los mensajes SMS ayudan a comunicarse?. ¿O acaso nos impedirá atrevernos a decir algo cara a cara?. Como el reloj de Cortázar, el móvil no es un regalo, tú eres el regalo que le hacen al móvil. Y al coche. Y a la tele.

No se me interprete mal. Soy un ferviente partidario de las nuevas tecnologías, me gustan las innovaciones, me divierte la electrónica, necesito conectarme a Internet y tengo DVD, móvil, cámara digital y toda la parafernalia tecnológica al uso. Pero quisiera desligarme de las dependencias que genera. Me gustaría apostar por la autenticidad antes que por la virtualidad. Está muy bien charlar en un chat o escribir en una bitácora pero si eso permite no arriesgar, no ser auténtico, no mirar a los ojos al otro, es decir, ocultarse tras la tecnología, entonces habremos perdido algo. Nada es bueno o malo por si mismo, ni la energía atómica, ni el alcohol, ni el correo electrónico. El uso que hacemos puede ser cuestionable.

Es muy gracioso que ayer estuviera defendiendo estas ideas y hoy, en un hermoso acto fallido, en un gesto de inconsciente rebeldía, haya olvidado mi reloj, algo absolutamente excepcional. Mi malestar inicial se ha convertido en una sonrisa y hoy me siento un poco más libre.

2002-10-23 a las 23:30 | Odiseo | 5 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://odisea.blogalia.com//trackbacks/3037

Comentarios

1
De: Vendell Fecha: 2002-10-24 01:30

Hay una esclavitud todavía mayor que llevar reloj: llevar un reloj digno de uno mismo. Yo, por si acaso, dispongo de una amplia colección de dos casios W-59 de a 6 euros la pieza. Sumergibles, eso sí, por si hay que hacerse invisible.



2
De: rvr Fecha: 2002-10-24 02:05

Vendell: Ahora que no me escucha [Quique], que es un fanático de los relojes (sobre todo mecánicos), mi reloj preferido es un Casio que me costó 3000 pesetas hace diez años y que muestra los planetas en sus órbitas. Últimamente me he aficionado a no llevar ninguno y ver la hora en el móvil.



3
De: lgs Fecha: 2002-10-24 09:49

Yo tengo los que se empeñan en regalarme porque, a su vez, son regalos. La gente me dice "qué reloj más chillón llevas hoy", y yo tengo que mirar a ver cuál es.

El caso es que nunca se ve la hora bien, porque no tiene esas rayitas que te permiten distinguir, en el universo del reloj, un minuto del siguiente.

Llego tarde sistemáticamente. Sé que el reloj del ordenador está mal, pero no pienso cambiarlo. El del móvil (tengo móvil) no sabría decirte en qué esquina de la pantallita está; creo que no lo he mirado nunca.

Recuerdo un amigo que decía que tenía problemas con el tiempo y con el dinero. Que no entendía qué significaba realmente ninguna de las dos cosas. Claro, lo suyo era presentar proyectos de investigación para que se los financiasen, y cuando la gente escribe proyectos de investigación, en fin, el tiempo y el dinero son bastante ficticios. Sería por eso.

El caso es que sí veo sufrir a una niña que conozco, de 6 años, que se tortura con el reloj. No sé qué pasaría si un día, a traición, se lo quito y lo pongo, como quien no quiere la cosa, debajo de una apisonadora que pasaba casualmente por allí. Seguramente le comprarían otro, o le darían alguno de los que ya han pasado fugazmente por mi muñeca.

Pobres niños que, como se aburren, tienen que saber cuándo empieza la hora disney, y que no saben eso tan básico, tan del cuerpo de uno, que es "jugar hasta que te entran ganas de hacer otra cosa".



4
De: parabellum Fecha: 2002-10-25 20:24

Tengo un reloj que funciona al revés (las agujas giran en sentido anti horario) ¿es grave?



5
De: alejandro Fecha: 2005-08-31 18:27

como se hace para hacer andar al revès a un relog????me gustaria hacerlo andar al revès al mio.







		

El canto de las sirenas

La Biblioteca de Babel
I Elada Oudepote Pethanei
Cuaderno de bitácora
4Colors
El peatón del aire
Una cuestión personal
El paleo-freak
Tio Petros
El triunfo de Clío
La hormiga remolona
El centro del laberinto
Evasivas
Mormuria

Canta, oh Musa...

El violín que surgió del frío
Amiguitas muy monas
El viaje del Beagle

Derrotero

La Ilíada
La Odisea
Filomúsica
El poder de las palabras

El consejo de Mentor

Chicago

Archivos

<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos


Blogalia

Blogalia


imagen
© 2002 Odiseo