Odisea
Un viaje interior
Inicio > Historias > Tostón

Tostón

Me he dado cuenta de que entre las múltiples clasificaciones que se pueden hacer de las bitácoras hay una referente a la longitud de los posts: los que son breves y los que se enrollan como persianas. Admiro a los autores de las del primer tipo. Una cuestión personal sería un buen ejemplo; su estilo es directo, conciso, fecundo, motivador. Yo en cambio, pertenezco a los segundos. No se dónde he leído que estamos en desventaja: según se afirmaba en el artículo "mucha gente que navega por Internet no está acostumbrada a leer textos largos". ¿Será cierto o será un prejuicio? Si tiene razón es más probable que los lectores lean, asimilen y se involucren más en aquellos blogs del tipo breve y sintético.

Dicho de otra manera, que mis posts inacabables tiran de espaldas. Yo envidio esa capacidad para comunicar ideas como si fueran haikus, que pueden despertar el interés si no en veinte sílabas, si en veinte líneas. Habrá que aceptar la evidencia: cada vez estoy más convencido de que mis amigos me consideran un tostón. Eso me lleva a pensar, una vez más, para quién escribo. ¿Para los demás o para mi mismo?.

Desde que inicié Odisea (ya lo se, es una estupidez poner un link a si mismo o, quizá, un acto de exagerado egocentrismo) algo ha cambiado. Ahora no me importa tanto si me leen como al principio. Este espacio es un instrumento para entenderme, para cambiar y por ello es dinámico, flexible. Es un buen método para exorcizar mis demonios.

Yo soy quien soy. Solo me falta saber quién soy. Ya lo decía Píndaro, poeta griego que vivió en uno de los momentos estelares de la humanidad, o sea el siglo V a.c.: Llega a ser quien eres. En eso estamos.

¿Es posible ser uno mismo?. Acabo de leer una propuesta de cierto interesante ejercicio:


Anota en una hoja de papel lo que se te ocurra acerca de ti, quien eres, cómo te defines, tantos detalles de todo tipo como se te ocurran, en cinco o diez minutos.

Ahora repite el ejercicio eliminando de la definición todo aquello que tenga que ver con tus rasgos físicos.

Repite de nuevo el ejercicio prescindiendo además de todo aquello que sean datos biográficos.

Por último vuelve a hacer lo mismo pero sin poder anotar nada acerca de todo aquellos que tenga que ver con tus creencias, ideología, lo que te enseñaron tus padres, lo que te dice la sociedad…

Ahora es posible que sigas sin saber quien eres, pero al menos ya sabes lo que no eres.


En fin, aunque sea como ejercicio podría intentar ser más conciso. Está claro que, al menos esta vez, no lo he conseguido.

2002-10-30 a las 17:48 | Odiseo | 3 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://odisea.blogalia.com//trackbacks/3138

Comentarios

1
De: José Luis Fecha: 2002-10-31 12:20

Pues lo de los textos largos me parece un prejuicio bastante alejado de la realidad. Si consideramos el número de comentarios recibidos como factor válido para determinar el número de lectores, por lo menos en Blogalia se comentan más los artículos largos que los cortos.
A mí, personalmente, un comentario de dos líneas me suele decir muy poco.



2
De: Vendell Fecha: 2002-11-07 00:07

Gracias por el piropo Odiseo, pero igual que a Vd le salen largos a mi me salen cortos. Debió ocurrir en aquel viaje a Japón.

La brevedad tiene otras ventajas: se tarda menos en escribir. Además, creo que efectivamente hay muchos lectores que huyen de los textos largos porque la pantalla no es cómoda, el tiempo escaso y la oferta muy amplia.

Por último, les confieso que aunque me gustan mucho sus entradas y las de josé luis, me resulta difícil hacerles comentarios. ¿Por dónde empezar?



3
De: Odiseo Fecha: 2002-11-07 17:36

Por el principio ;-)

O por donde usted quiera. Al fin y al cabo este (es) parece uno de los pocos espacios donde se puede practicar el ejercicio de la libertad...







		

El canto de las sirenas

La Biblioteca de Babel
I Elada Oudepote Pethanei
Cuaderno de bitácora
4Colors
El peatón del aire
Una cuestión personal
El paleo-freak
Tio Petros
El triunfo de Clío
La hormiga remolona
El centro del laberinto
Evasivas
Mormuria

Canta, oh Musa...

El violín que surgió del frío
Amiguitas muy monas
El viaje del Beagle

Derrotero

La Ilíada
La Odisea
Filomúsica
El poder de las palabras

El consejo de Mentor

Chicago

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos


Blogalia

Blogalia


imagen
© 2002 Odiseo