Odisea
Un viaje interior
Inicio > Historias > Como perdí la inocencia

Como perdí la inocencia

Desde pequeño mis padres se empeñaron en que me educara en colegios de curas.

Yo tenía siete años y me tocaba hacer la primera comunión. A los elegidos nos apartaban una semana antes del acontecimiento para someternos a un intensivo de catecismo. Como novedad estábamos contentos pero pasadas las primeras horas del primer día de retiro nos percatamos de que aquello no había quién se lo tragara. No era una cuestión de espíritu crítico; tanto me daba si dios era uno y trino o si la virgen fue concebida sin pecado. Lo único que me parecía era una coñazo de discurso , un tostón insoportable, hipnótico, en su sentido literal.

Supongo que el artero cura que nos agotaba con su teoría inacabable percibió el aburrimiento en nuestras caras. De pronto interrumpió sus explicaciones y con una entonación suave y confortable preguntó: "¿Alguien se aburre?".

Pensé que ese amable señor se apiadaba de nosotros, que reconocía que se estaba pasando y que si le decíamos la verdad -porque siempre hay que decir la verdad- nos daría un descanso, tal vez incluso lo dejaríamos hasta el día siguiente. Así que, entusiasmado y saliendo de mi sopor, levanté la mano. "Yo, yo me aburro". Debí percatarme de mi error al comprobar que ninguno de mis compañeros osaba imitarme. Pero ya era tarde. El cura me dijo que me levantara y que me acercara. Lo hice, sospechando un incómodo final. Cuando estuve a su alcancé me estampo una hostia divina, valga el pleonasmo. No se si me dolió tanto en la cara como en mi interior. El, con una torva sonrisa, preguntó en el mismo tono amable y conciliador "¿Alguien más se aburre?".

Volví a mi sitio. Continúo el discurso inacabable.

Una semana después hice la comunión.

Durante unos años fui creyente.

Cuando fui capaz de razonar por mi mismo, poco a poco, gradualmente, me convertí en ateo. No tuvo nada que ver con el incidente.

2003-01-03 a las 23:40 | Odiseo | 1 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://odisea.blogalia.com//trackbacks/4541

Comentarios

1
De: Twaits Fecha: 2003-01-04 03:07

Que suerte!:). A mi no me dejaron hacer la cataquesis. ah, y tampoco me pagaron lo convenido por la comunión. :( hijos de puta.







		

El canto de las sirenas

La Biblioteca de Babel
I Elada Oudepote Pethanei
Cuaderno de bitácora
4Colors
El peatón del aire
Una cuestión personal
El paleo-freak
Tio Petros
El triunfo de Clío
La hormiga remolona
El centro del laberinto
Evasivas
Mormuria

Canta, oh Musa...

El violín que surgió del frío
Amiguitas muy monas
El viaje del Beagle

Derrotero

La Ilíada
La Odisea
Filomúsica
El poder de las palabras

El consejo de Mentor

Chicago

Archivos

<Junio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

Documentos


Blogalia

Blogalia


imagen
© 2002 Odiseo