Odisea
Un viaje interior
Inicio > Historias > Estaban (casi) todos

Estaban (casi) todos

Lo mejor no fue la cantidad, ni sentir el pulso de la gente, ni pensar que estábamos allí por la paz. Ni siquiera que protestábamos contra el gobierno, ni que recuperábamos un espíritu que estaba ausente, ni que eramos capaces de dejar un rato las frivolidades y participar en un acto común. Ni respirar el ambiente, ni sentirse formando parte de un grupo, ni participar en algo histórico. No.

Lo mejor fue que allí estaban todos. O casi todos. Había pacifistas con símbolos de los sesenta pintados en la cara. Comunistas nostálgicos que soñaban con un mundo sin Estados Unidos. Grupos antiglobalización participando en una manifestación globalizadora. Pijos vestidos de marca comentando lo "total" que era la "mani", "o sea", "es la bomba, tú". Católicos fervientes rezando para que no haya más muertos de los necesarios. Niños a hombros de sus padres que imaginaban estar en una fiesta. Una pareja de irakies sosteniendo una bandera. Una mujer americana con una pancarta en la que se reconocía como tal y, sin embargo, en contra del gobierno americano. Viejos algo viejos y viejos muy viejos. Mujeres, hombres, niños y perros. Amigos fumando chocolate y un señor muy encorbatado del brazo de una señora muy emperifollada. Grupos de amigas buscando a los amigos que fumaban chocolate y que a estas alturas ya no se enteran de la película. Familias enteras que han acudido como quien sale al campo, un fin de semana. Jóvenes encaramados en las farolas disparando sus cámaras de fotos y sus vídeos digitales. Helicópteros sobrevolando la marea humana. Gritos, pitos y silbidos. Pancartas emotivas, ingeniosas, divertidas, procaces, gastadas, trabajadas, apañadas. Una alegría inusual, invadiendo la calle.

Y allí estaba yo, sin poder moverme ni siquiera unos metros durante dos horas. Respirando hondo. Sintiéndome feliz. Olvidando los argumentos, los debates, las discusiones inacabables. Allí estaba yo. Pensando en que al final no estamos tan muertos como creía.

2003-02-18 a las 08:30 | Odiseo | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://odisea.blogalia.com//trackbacks/5525

Comentarios





		

El canto de las sirenas

La Biblioteca de Babel
I Elada Oudepote Pethanei
Cuaderno de bitácora
4Colors
El peatón del aire
Una cuestión personal
El paleo-freak
Tio Petros
El triunfo de Clío
La hormiga remolona
El centro del laberinto
Evasivas
Mormuria

Canta, oh Musa...

El violín que surgió del frío
Amiguitas muy monas
El viaje del Beagle

Derrotero

La Ilíada
La Odisea
Filomúsica
El poder de las palabras

El consejo de Mentor

Chicago

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos


Blogalia

Blogalia


imagen
© 2002 Odiseo