Odisea
Un viaje interior
Inicio > Historias > De hoy no pasa

De hoy no pasa

"De hoy no pasa que le diga algo". El la espera en la puerta. Llueve y él permanece inmóvil, bajo del porche, fantaseando. "Cuando la vea pasar le diré hola", se dice. "¿Te apetece que vayamos a tomar algo?. Ella mirará sorprendida y es posible que diga que no pero al menos te preguntará que cómo se te ocurre. Y entonces tu puedes contestar algo ingenioso. O quizá no, quizá se diga a si misma: Y bueno, ¿por qué no?. Y si no sabe que decir entonces tu vas y le dices: es que llevo tanto tiempo pensando en ti, que ya no puedo más, necesito hablar contigo, solo hablar.".

Afuera sigue lloviendo y el gris negruzco del cielo no augura una mejoría. "De hoy no pasa", se repite él una y otra vez. "Total, qué más da. Más vale un no que continuar en una duda agónica que se repite cada día. Y tal vez no sea un no, sino un sí. Con una quizás me conformaría".

Es tarde y ella no aparece. "Es posible que ya haya salido" se angustia él. "No, no puede ser, llevo rato aquí y estoy seguro de que todavía tiene que venir. Va a pasar ya dentro de nada. Podrías preguntarle si quiere que la acerques a casa o tal vez bromear con ella sobre el tiempo. No. Que tontería. Directamente. Le dices quisiera hablar contigo. O quiero conocerte mejor. O llevo tanto tiempo observándote con disimulo que necesito mirarte abiertamente, de frente y que sepas que pienso en ti en cada momento de cada uno de mis días. Uf, suena ridículo". En su cabeza se atropellan las ideas y, como diría Borges, solo el hecho de prever un detalle impide que este suceda porque la realidad no suele coincidir con las previsiones. Sin saber que impide su realización imagina una y otra vez las circunstancias de su encuentro. Sigue lloviendo.

De pronto se abre la puerta.

Ella le reconoce y esboza un sonrisa. Quizá es puro compromiso pero su gesto es cálido y sincero. Al menos, eso le parece a él, que le corresponde con otra sonrisa. Adiós, dice ella. Hasta mañana, contesta él.

Y la ve alejarse.

"De mañana no pasa que le diga algo", murmura para sus adentros. Su sueño camina sobre el suelo mojado y desaparece baja la lluvia, que ahora es fina y silenciosa.

2003-04-15 a las 07:08 | Odiseo | 1 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://odisea.blogalia.com//trackbacks/7179

Comentarios

1
De: eva-lamaga Fecha: 2003-04-15 19:25

cietamente una preciosa historia, impecablemente escrita.







		

El canto de las sirenas

La Biblioteca de Babel
I Elada Oudepote Pethanei
Cuaderno de bitácora
4Colors
El peatón del aire
Una cuestión personal
El paleo-freak
Tio Petros
El triunfo de Clío
La hormiga remolona
El centro del laberinto
Evasivas
Mormuria

Canta, oh Musa...

El violín que surgió del frío
Amiguitas muy monas
El viaje del Beagle

Derrotero

La Ilíada
La Odisea
Filomúsica
El poder de las palabras

El consejo de Mentor

Chicago

Archivos

<Junio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

Documentos


Blogalia

Blogalia


imagen
© 2002 Odiseo